Inicio > Videojuegos > Batman se reinventa.

Batman se reinventa.

Cuando uno lleva ya tantos años con un mando entre las manos, va perdiendo paulatinamente la capacidad de sorprenderse ante un título. Esto es así, principalmente, porque a los grandes juegos se les ve y oye venir desde muy lejos y desde muy temprano y, salvo contadas excepciones, nunca fallas al decantarte por uno de ellos. Pero, de vez en cuando, algún título se escapa de esta máxima universal, algún juego asoma su cabecita entre la maraña de las grandes franquicias por todos conocidas.

Aunque ya con cierta antigüedad, tal es el caso del que ocupa hoy mi reflexión. Batman: Arkham Asylum vino al mercado a finales de 2009 precedido de escuetas referencias en revistas en la prensa en general, algún que otro reportaje en publicaciones especializadas y, lo cierto es que, a fin de cuentas, acabó recibiendo buenos comentarios y puntuaciones de la crítica (muy buenas, en algún caso). Tras unos meses positivos en lo que a ventas se refiere (llegó a ser número uno en el Reino Unido, desbancando al por aquel entonces todo poderoso Wii Sports Resort) fue poco a poco desplazándose a un discreto segundo plano, sin llegar a grabar su nombre en la historia de los videojuegos como sí lo consiguen otros, aún contando con menos argumentos para ello.

Porque, a pesar de que podemos afirmar con total rotundidad y sin titubeos que estamos ante el mejor juego de Batman jamás hecho (y servidor ha probado unos cuantos), no se trata sólo de un juego de Batman más; se trata, en fin, de un título de acción capaz de competir con los mejores, por historia, por diseño, por jugabilidad y por buen gusto.

Sin ánimo de destrozar la historia a quien esto pueda leer y evitar así posibles spoilers, diremos que el juego arranca con Batman trasladando al Joker al hospital mental Arkham, para encerrarlo y someterlo a tratamiento psiquiátrico. Pero el Caballero Oscuro no está del todo convencido, ya que el Joker se muestra especialmente dócil y sospecha lo que, efectivamente, acaba pasando: el archienemigo de Batman se las arregla para zafarse de la seguridad de la institución mental y tomar el control de la misma. He aquí el verdadero punto de partida de la historia, que nos llevará por la amplia variedad de instalaciones (sí, el juego transcurre única y exclusivamente dentro del Arkham Asylum, nada de paseos por Gotham City, que lucirá siempre al fondo en los escenarios abiertos) cumpliendo diversos objetivos y, en definiva, yendo tras los pasos del Joker. Por el camino, como era de esperar, nos iremos cruzando, para bien y para mal, con viejos conocidos del universo Batman, algo que aporta un interés añadido al guión. Y, por el medio de la historia, habrá pasajes dedicados a la vida personal del murciélago que, sin duda, engrandecen un poco más el conjunto.

Visualmente*, el juego de Rocksteady raya a gran nivel, sirviéndose de una nueva vuelta de tuerca del veterano Unreal Engine 3, que ya rindió sus frutos para otros juegos de acción como Gears of War o Bioshock. Aunque la mayor parte del tiempo nos encontramos en escenarios bastante reducidos, también pasaremos por espacios muy amplios y, en ninguno de los dos casos, el motor se resiente lo más mínimo, manteniendo un framerate más que correcto. Las texturas, sin ser una proeza en cuanto a definición, cumplen a la perfección, provocando que sea complicado encontrar alguna que “chirríe” demasiado. El modelado de Batman está muy logrado, así como sus animaciones, muy naturales dentro de la espectacularidad inherente al héroe; el diseño de los enemigos, si bien por debajo del de los personajes principales, está bien conseguido y lo mismo ocurre con sus animaciones, aunque cabe decir que se repiten en exceso de principio a fin. Se debe destacar el gran trabajo que han hecho con la capa del superhéroe: han logrado un movimiento bastante real, teniendo en cuenta los quebraderos de cabeza que da la cinemática de telas en diseño tridimensional, y casi nunca entra en conflicto con otros polígonos del escenario ni con los que componen al propio Batman. La cámara, en tercera persona, siempre está bien posicionada, salvo en estancias excesivamente reducidas, en las que a veces se pierde la visión del personaje momentáneamente. El apartado gráfico, en definitiva, sin ser lo más puntero visto hasta el momento de publicación del título (mucho menos a día de hoy), muestra un soberbio empaque y está barnizado de un tremendo gusto: nada sobra, nada falta. Eso sí, para las fases de inflitración, al más puro estilo Metal Gear Solid, se ha optado por lo que se llama en el juego “Modo Detective”, una visión especial que permite a Batman detectar enemigos, pasadizos, etc., y que altera el aspecto visual general: todo pasa a verse así como a través de un aparato de infrarrojos, con tonos azulados y grisáceos, y dejando a un lado la bella factura de los parajes del juego. El problema surge cuando el jugador se da cuenta de que es mucho más seguro avanzar utilizando esta visión (su uso es ilimitado durante el transcurso del juego) y desecha por completo la visión normal (este punto es, de hecho, uno de los cuales se está trabajando para la secuela que ya está en camino, precisamente para no privar al usuario del entorno en que trascurre la acción).

Detalle de la Visión Detective.

Detalle de la Visión Detective.

La banda sonora es una auténtica delicia y muy poco tiene que envidiar a las superproducciones que Hollywood ha desarrollado utilizando la imagen de Batman. El resto del apartado sonoro, está perfecto, así como el doblaje al idioma patrio, de muy buena factura (aunque es frecuente apreciar cierta desincronización labial).

En el apartado jugable, el meollo del asunto, este Batman presenta una gran variedad de posibilidades que, en gran medida, vienen dadas por la amplia variedad de artilugios o gadgets con los que cuenta nuestro protagonista y que aportan una diversidad tremendamente divertida al conjunto general. Si conocéis algo del universo Batman, sabéis a lo que me refiero. Los combates, a pesar de ser todos iguales, son muy espectaculares y de ahí que la fórmula no se vuelva repetitiva y cansina. Además de que contamos con las típicas mejoras por puntos de experiencia (que ganamos venciendo combates y que sirven, además, para rellenarnos la barra de vida en caso de que nos hieran), tanto para nuestros artilugios como para la propia armadura del protagonista que, a medida que se van completando, otorgan mayor diversidad a los combates (en forma de nuevos combos). Y para las fases de exploración, imaginaos un Metal Gear o un Splinter Cell, pero todo adaptado a los gadgets del murciélago: el sigilo es primordial en algunas áreas, habida cuenta de que poco podremos hacer cuando hay muchos enemigos armados, salvo hincar la rodilla (los desarmados se aniquilan bien con puñetazos y patadas).

El desarrollo, que os dará para unas diez o doce horas (o más o menos, dependiendo siempre de lo que os paréis con los enigmas o, simplemente, a admirar el paisaje) es bastante lineal y no da opciones para cumplir los objetivos. Por tanto, sólo os quedaréis atrancados en dos situaciones: cuando algunos enemigos se resisten demasiado o cuando, a veces, cuesta un poco encontrar el camino a seguir (por estar muy escondido). Así y todo, pese a esta falta de libertad de decisión, el desarrollo no se vuelve monótono, precisamente porque la variedad de acciones que despliega el protagonista y la manera en que éstas se van entroncando y entrelazando, evita este problema.

Por lo demás, y a falta de misiones secundarias, todo el mapeado está salpicado de enigmas que encontrar que el juego os irá indicando “a su manera” (son muchísimos y alguno es bastante complicadillo).

Estamos, por tanto, ante un juego altamente recomendable para aquellos usuarios que gusten de buenas experiencias de acción (que la tiene y, por momentos, mucha). Este Batman: Arkham Asylum es, asimismo, una demostración, especialmente para otros desarrolladores, de cómo se debe utilizar una licencia como esta que, lejos de convertirse en el típico juego sacado a prisa y corriendo para aprovechar el tirón de un determinado personaje y que acaba siempre en bodrio infumable para el jugador, exprime todo el jugo a un universo completo sin desmerecer el material original en ningún caso.

Qué mejor ocasión que esta para informar a los lectores de que la secuela de este gran juego ya está en camino, eso sí, no antes de 2011, para PS3, Xbox 360 y PC. Y promete mejorar mucho lo visto en la primera entrega. Habrá que estar atentos.

Para ir abriendo boca, os dejo con los tráilers, tanto de la primera parte, como de la segunda.

*La versión analizada es la de Xbox 360; no obstante, también he tenido oportunidad de probar la de PS3 y las diferencias, que seguro que las hay si nos ponemos exquisitos, son inapreciables para el jugador medio, tanto a nivel visual como jugable. En el apartado ténico, como casi siempre, se lleva la palma la versión PC.

Saludos.

Tiernoman.

Categorías:Videojuegos
  1. tatiana
    Lunes 19 julio 2010 a las 18:53

    Hola que tal¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu página.
    Un beso
    tatiana.

    • tiernoman
      Lunes 19 julio 2010 a las 22:22

      Eso vas a tener que hablarlo con el jefe.

      Saludos.

    • Jueves 22 julio 2010 a las 8:46

      Soy el administrador de éste blog.

      Y, antes de continuar, ¿sería mucho pedir que mostraras tu página web?

      Saludos

  2. Jueves 22 julio 2010 a las 8:45

    Buen análisis, a pesar de que al principio no lo pareciera. Jugué a la demo de Batman en PS3, y estaba bastante currado, tal y como dices en el análisis. A pesar de que haya visto un par de pelis suyas y tenga un cómic en mi estantería, no me considero fan del hombre murciélago, y no estoy del todo seguro si el videojuego va a transmitir las mismas sensaciones si no conozco la mayoría de los personajes. Aun así, por mi parte, se merece un alquiler. Eso sí, cuando me compre otra PS3.

    Saludos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: