Inicio > Opinión, Videojuegos > Top 20 jefes más difíciles a los que me he enfrentado (LeviathanDominator)

Top 20 jefes más difíciles a los que me he enfrentado (LeviathanDominator)


Todo el mundo sabéis de sobra lo que es un jefe en un videojuego, que puede ser tanto un subjefe, jefe de nivel o jefe final. Son los típicos cabronazos a los que te tienes que enfrentar sí o sí para conseguir tus objetivos, sean principales u opcionales, y están dispuestos a fastidiarte como sea. Influenciado por la entrada de Scorpio, en este Top 20 (de menor a mayor) os haré conocer los jefes (la mayoría finales) que más me han hecho sudar sangre. Que no os extrañe si pongo alguno facilón, puesto que puedo haberme enfrentado a dicho jefe cuando no tenía tanta experiencia jugando. He de decir que he quitado muchos jefes de la saga God of War, para no hacer la lista tan monótona, pero en su día fue lo más jodidamente difícil que he jugado. Sin más dilación, aquí tenéis el Top 20 de jefes a los que he plantado cara:

20. Horseless, Headless Horsemann

Para ser un jefe no tiene un aspecto tan intimidatorio como otros, aunque si tenemos en cuenta de que viene de un juego como Team Fortress 2 eso pone la dificultad por las nubes, ya que, además de enfrentarte al jefe, te sigues enfrentando al equipo contrario, y solo consigue el logro al cargárselo uno o dos jugadores, aunque ambos equipos hayan colaborado en su derrota. Esa es la verdadera dificultad, además de que puede matarte con un solo golpe. El jefe solo estuvo disponible unas semanas después de Halloween, pero puedes luchar contra él de manera no oficial en otro servidor. Eso sí, cuando vuelva Halloween, volverá este jefe. Yo tuve la suerte de derrotarle con el Demoman (mi clase favorita) y conseguí ambos logros, el sombrero y la chatarra embrujada (todavía no le encontré uso a este último).

19. Tenpenny

Curioso es el caso, pero poca gente ha conseguido derrotarle. No porque el jefe sea difícil, sino porque la mayoría de jugadores de Grand Theft Auto: San Andreas que conozco se pasaban el juego con trucos, y si hacías eso, en una parte del juego no podías continuar. Yo si pude derrotarle, y he de confesar que es el tipo que más me ha costado matar en un GTA. La persecución es larga y frustrante, pero muy frenético y desafiante. No te enfrentas en ningún momento a él jugablemente, pero acaba muriendo después de la persecución. Después de varios intentos pude derrotarle, ya que, por suerte, la misión final se divide en dos, dejando un punto de control en medio para no tener que empezar de nuevo toda esta odisea.

18. Atoq Navarro

El jefe final de Uncharted me costó mucho la primera vez que jugué, cuando alquilé el juego. Dispone de un francotirador Dragón y una puntería endemoniada que podía disparar a Drake a pesar de estar cubierto. La dificultad también se debía por sus soldados, pero las mayorías de las muertes me las provocaba él. No es un jefe para acabar con él a tiros, pero es difícil llegar hasta él. Una vez le coges el truco, ya es más sencillo matarle. Es incluso más difícil que Zoran Lazarevic. De hecho, Uncharted original es más difícil que Uncharted 2 por completo. Inexplicable.

17. Egg Viper

No es el jefe final de Sonic Adventure, pero sí lo es de la historia de Sonic. Puede que ya no signifique nada, pero las primeras partidas contra él eran una putada gorda. Hace años que me enfrenté a este jefe, cuando aún jugaba en mi Dreamcast, en esa época era completamente normal que me costase. Sonic contra un jefe que puede volar siempre es sinónimo de dificultad, y más cuando no se trata de un jefe al que puedes derrotar con tu velocidad, sino con tu puntería y la capacidad de esquivar sus tiros. Get a load of this!

16. Inferno

Jefe final por excelencia de los dos primeros SoulCalibur. La dificultad no solo radica porque tiene doble vida, sino porque cambiaba de estilo de combate cada vez que le quitabas cierta cantidad, y costaba horrores acabar con él, ya que aparte con ese cambio puede acabar con tu combo actual y tener una oportunidad para pillarte desprevenido y atacar. Además, no hay Ring Outs en los jefes finales de los Soulcalibur, lo que disparaba la dificultad. Pero pude derrotarle con todos los personajes en Soulcalibur II, aunque no me acuerdo si en el primero lo conseguí.

15. Voldemort

¿Quién no conoce a Voldemort? En Harry Potter y la Piedra Filosofal (la versión Color, no la Advance) te enfrentas a él estando dentro del profesor Quirrel, y es muy jodido acabar con él si no has leveado lo suficiente. A mi la primera vez no pude pasármelo, y como no podía volver atrás para levear ni tenía partidas guardadas anteriores, tuve que pasarme el juego completo de nuevo. Es el único RPG que me gustó en ese entonces, ya que no era muy aficionado a ese género, y actualmenteno sigo sin serlo, exceptuando Final Fantasy VII, Kingdom Hearts 1 y 2, Mass Effect 1 y 2 y Fallout 3.

14. GlaDOS

Pero… ¿meter un jefe en un juego de puzzles? ¿Estáis locos? Pues sí a ambas respuestas. GlaDOS es el jefe final de Portal y el que controla completamente Aperture Science y todas sus pruebas. Chell, la protagonista, tendrá que derrotarla usando la pistola de portales. El enfrentamiento contra GlaDOS no es tan difícil en Portal original, pero en la expansión no oficial, Portal Prelude, te enfrentas a una versión mucho peor. La dificultad en el enfrentamiento original es que iba por tiempo y tenías que esquivar sus misiles y usarlos contra el robot. Un enfrentamiento difícil la primera vez, y mucho más en la expansión por si se quedaba corto. Además, contiene dos memorables premios por terminar con GlaDOS en Portal.

13. Nihilant

El controlador del planeta Xen y uno de los principales causantes de la masacre en Black Mesa, después de GMan, Breen o el propio Freeman. El jefe final de Half-Life merece este puesto debido a un enfrentamiento diferente al concepto original del juego, y que te obliga a utilizar todo tu arsenal contra tremendo bicho, que incluso se te acabará la munición en muchas veces. Este jefe tiene la capacidad de teletransportarte a una situación jodida o de invocar alienígenas, y teniendo en cuenta que en un juego como Half-Life es difícil obtener vida, aumenta la dificultad a límites inimaginables. Con tres cristales que le protegen y un cerebro como punto débil que se abre cuando le da la gana, hacen de este jefe una odisea derrotarle. Afortunadamente para Freeman, en ese mundo hay poca gravedad y puede saltar muy alto en este enfrentamiento, lo suficiente como para alcanzar la cabeza de Nihilant.

12. Alrik

Ya tardaba en salir un jefe de God of War, ¿verdad? Como ya dije, descarté unos cuantos para no hacer una lista tan monótona y aburrida, ya que este juego está lleno de jefes épicos y difíciles. Uno de los jefes más difíciles que te puedes enfrentar en el modo más difícil de God of War II es éste. El jefe bárbaro y su caballo hará frente a Kratos a mitad de la aventura, y no es precisamente fácil derribar a este hijo de puta. La parte del caballo no cuesta tanto, ni la parte que se lía a invocar a los espíritus. Pero la peor parte es cuando se transforma en gigante, y es casi imposible esquivar sus ostias. Hay que tener nervios de acero para saber por dónde va a golpearte y esquivar por la zona segura, evitando además las ondas expansivas que deja tras pegar al suelo, y te obliga a utilizar mucho la Perdición de Tifón. Y aún más, entre fases de combate hay puntos de control, menos entre esta parte y la última, así que si te mata en la última parte de alguna manera, empiezas otra vez desde que se vuelve gigante. Su puta madre.

11. Perfect Chaos

El centro de la historia de Sonic Adventure y compuesto por el peor enemigo de Sonic; el agua. Con las 7 esmeraldas del Caos reunidas y su intimidatorio tamaño, hizo estragos en mi camino hacia la victoria. Super Sonic tiene que alcanzarle a toda velocidad y subir por dentro para atacar su cerebro, pero Chaos puede lanzar varios ataques que harán que Super Sonic pierda velocidad en su camino. Aunque no provoca daño, Super Sonic solo puede estar en esa forma si tiene 50 anillos, y se le van acabando constantemente. La dificultad del jefe asciende en la segunda parte del combate, que incluso la música cambia a peor para dificultar aún más el combate. Actualmente hay veces en que me lo puedo cargar a la primera, pero no son pocas las veces que ha conseguido que pierda vidas.

10. Dahaka

Prince of Persia: El Alma del Guerrero tenía una peculiar novedad exclusiva de esta entrega. Dahaka no es el jefe final del juego, es simplemente el jefe durante toda la aventura. Te pasas gran parte del juego huyendo de él, ya que el príncipe no puede derrotarle si no tiene todos los potenciadores de vida y la Espada de Agua. Este jefe nunca llegué a derrotarle porque no me puse a ello, aunque sí pude completarme el juego con el final malo. Lo más difícil de este jefe es que no puedes usar el tiempo a tu favor. De hecho, él lo usa contra tí, ya que puede ralentizar el tiempo para alcanzarte más deprisa. Algún día puede que me ponga a jugar otra vez, ya que me gustaría vengarme de este capullo.

9. Metal Sonic

No, no me cuesta cuando juego con la historia de Sonic en Sonic 3. El problema es cuando intento completarlo con Knuckles, sobre todo en la segunda parte. En la primera te enfrentas a él en su forma normal, que no cuesta demasiado, ya que se dedica a correr de un lado para otro y le tienes que atacar cuando se quede quieto. El problema llega cuando usa la Esmeralda Maestra para transformarse en Super Metal Sonic, y empieza a volar y a lanzarte bolitas o rodar hacia tí en mitad del vuelo. Siempre acababa persiguiendo a mi único anillo cada vez que me pegaba.

8. Guardián de Pandora

El Guardian de Pandora, de God of War, es un minotauro gigante con una armadura impenetrable que las Espadas de Caos no pueden atravesarla sin ayuda. En modo Dios, me ha llevado muchísimos intentos, pero al final tenía que caer. Este minotauro es muy rápido para lo grande que es y encima lanza constantemente una ráfaga de fuego que quita casi toda la vida a Kratos. Para derrotarlo necesitas aturdirlo y lanzarle esos troncos de madera en la plataforma trasera de la sala, aunque costar cuesta aturdirle. Te acabas quedando sin magia a mitad de combate. Pero no imaginas el gustazo que te entra cuando ves la estaca atravesándole todo el pecho y ver cómo se desangra. Precioso.

7. Jinpachi Mishima

¿Quién no conoce a este asqueroso hijo de puta? Oir su nombre ya provoca el miedo en nuestro interior. Para los que no hayan jugado a Tekken 5 o Tekken: Dark Resurrection, os diré que este vejestorio está constantemente lanzando bolas de fuego que te quitan media vida y teletransportándose de un lado a otro. Este infernal combate te costará por mucho que lleves muy bien a tu personaje, pero si no te sabes ningún combo aereo realmente largo, lo tienes crudo. Jinpachi recuerda al típico jugador que siempre usa el mismo combo, porque lanza muchas bolas de fuego que son muy difíciles de esquivar. En Dark Resurrection su combate es más sencillo porque precisamente lanza menos bolas. Solo pude conseguir un perfect contra él llevando a Craig Marduk.

6. Zeus

El Dios de Dioses en la mitología griega, el causante de la Titanomaquia y el más poderoso de todos. Tanto en God of War II como en God of War III, sus enfrentamientos en modo Titán y Caos respectívamente, son un verdadero infierno. En ambos te tienes que liar a pulsar L1 (el Vellocino de Oro), ya que algunas veces te sirve tanto para defensa como para ataque. En el II tenías que lanzar todo el rato los rayos que te enviaba si querías ganar, y él tiene demasiada vida y tú demasiada poca. En el III, a pesar de ser más fácil porque eres más poderoso, la dificultad se mantiene porque se lía a lanzar clones, y debes atacar a sus clones y a Zeus a la vez que te defiendes de sus ataques y evitar que el Dios de Dioses se cure. Te hará sudar, pero hay uno mucho peor en esta misma saga, del que hablaremos más adelante.

5. Biolizard

Esta maldita lagartija biótica me ha hecho sufrir tanto que casi dejo de jugar a Sonic Adventure 2 por él mismo. Su primera fase es complicada, ya que su punto débil es su lomo y para subir necesitas las tuberías a los laterales de la boca, así que tiene que perseguirte para que se acabe cansando. Lo peor de esta parte es cuando empieza a sacar esas bolas, y si te descuidas puedes caer a uno de los dos riachuelos que te llevará hasta la muerte. La segunda parte, Final Hazard, manejas a Super Sonic por un lado y Super Shadow por el otro, por turnos. En esta parte vuelas en el espacio y básicamente, al igual que Chaos, tienes que llegar hasta Biolizard y atacar en su punto débil que aparece en cualquier parte del cuerpo. Igual que contra Chaos, tus anillos se van gastando. Pero esta vez no hay anillos que recoger, así que tienes que dar el relevo a tu compañero que está al otro lado del monstruo. Además, el combate va por tiempo, y tienes menos de 10 minutos antes de que la colonia espacial ARK impacte contra la Tierra. Un combate espectacular y, a la vez, difícil.

4. Teseo

Este grandísimo hijo de puta me pegaba palizas en God of War II, modo Titán. Es el segundo jefe del juego, y lo que cuesta de vencerle es, aparte de que careces de habilidades y experiencia, el tío, a mitad de la pelea, se sube en lo alto de la plataforma y solo puedes atacarle con la Perdición de Tifón. Pero tienes magia limitada y necesitas matar los minotauros que invoca para conseguirla, además de esquivar esos malditos cristales que te quitan casi toda la vida con dos toques. El combate es muy largo y difícil, y hoy día sigue costándome esa parte. ¿Cómo puede un tío que no es ni dios ni titán costarme tanto?

3. Rubi Weapon

Arma Rubí, de Final Fantasy VII, es el único jefe al que aún no he podido derrotar. Es el jefe más fuerte del juego, y con razón. Tampoco me puse mucho a levear para derrotarle, porque no me parece nada divertido levear. Sin embargo, las pocas veces que me he enfrentado a él me ha dado una paliza impresionante. Mataba a todo mi grupo con dos o tres ataques, y los tenía a un nivel bastante alto. Es más fuerte que Sephiroth, y te da un excelente premio por derrotarlo. Algún día me pondré con mi partida de FFVII y le acabaré derrotando, palabra.

2. Sephiroth

Nadie puede considerarse gamer si no sabe quien es este tío. Sephiroth, el ángel de un solo ala, el villano principal de Final Fantasy VII. Ya sé que acabo de decir que Rubi Weapon es más fuerte que Sephiroth, pero eso es en su juego. Me estoy refiriendo a Sephiroth en Kingdom Hears I y II. En ambos juegos es el jefe opcional más poderoso, y he de decir que aún no pude derrotarlo en ambos, pero sí pude enfrentarme a él. Con un par de golpes ya estaba muerto, es rapidísimo, muy fuerte y tiene una introducción espectacular. Todo un jefazo. Pero Kingdom Hearts me llegó a aburrir en cierto punto una vez acabada la historia, por eso descontinué levear. Puede que algún día vuelva a ponerme y derrotarle, pero las ganas se me acaban quitando cuando juego a KH. No es porque el juego sea una fusión de personajes de Disney con personajes de Final Fantasy (que, de hecho, me encanta esa unión), sino porque los protagonistas me caen mal. Sora, Rikku, Kairi… No, no me gustan. Si hubieran puesto a Mickey en vez de Sora, pues mira tú por donde, pero con ese crio…

1. Ares

Sí, este grandísimo hijo de dios es el que más me ha costado derrotar en toda mi vida jugabilística. Me llevó en su día más de 100 intentos sin exagerar, y provocó que me cargase un Dual Shock 2 azul. El Dios de la Guerra es el principal enemigo de Kratos durante God of War, y es un completo infierno en modo Dios. Todo el juego te preparas para enfrentarte a este cabronazo, donde un fallo en cualquiera de sus tres fases y eres hombre muerto. Para derrotarlo, necesitarás tenerlo todo potenciado al máximo (no hace falta la Cabeza de Medusa), y si te falta algo de vida o algo de magia, deja de intentar derrotarlo porque simplemente no podrás. Su primera fase no es tan complicada pero sigue siendo una putada gorda, ya que si quieres derrotarle sin desgarrarte la mano necesitarás acabar el combate con toda la vida, magia y Furia de los Dioses llena. La siguiente parte es practicamente la parte más jodida de todas, porque tendrás que proteger a tu familia mientras te enfrentas a muchos clones tuyos. Ésto es más difícil que tratar de pasarte un PPPL con los ojos y las orejas tapadas. Da igual lo bien que llegues a ese combate, acabarás con todo gastado y con tu vida y la de tu familia a punto de morir, pero ya habrás derrotado a un buen puñado de clones y te quedarán unos pocos si sabes aprovechar todo lo que tienes y si te sabes muchos combos. Una vez que te lo pases la siguiente pelea no te costará tanto. Me llegó a frustrar tanto este jefe que dejé de jugar por un tiempo gracias a él, y siempre he temido llegar hasta esa parte, aunque siempre vaya con animos para ir a derrotarle. En eso se basa God of War, en derrotar a este tío, eso es todo. Pero es, sin duda, el jefe más hijo de puta que me he enfrentado. Puede que los haya más difíciles, pero en lo personal, es el que más me puteó. Llegué a derrotarlo, por supuesto que sí, y está por encima de algunos que no llegué a derrotar porque no me motivaron tanto a diferencia del Dios de la Guerra.

Hay más jefes que me han costado lo suyo derrotarles, pero éstos son los que más me han llegado a tocar los cojones, algunos en su día, y otros actualmente. Pero voy a vengarme, y os prometo que crearé el jefe más hijo de puta que jamás se haya visto, y lo crearé en LittleBigPlanet 2. Temed, que no sabéis hasta qué punto puedo llegar a ser cruel.

Saludos

LeviathanDominator

Categorías:Opinión, Videojuegos
  1. Domingo 13 febrero 2011 a las 0:00

    Pedazo de top, superaste en numero al mío y pusiste bastante mas texto. Tengo que decir que hay jefes aqui que yo no conocía, cosa lógica porque as jugado a juegos distintos. En definitiva gran top, da gusto leer tus entradas.

    Saludos

  2. titoerazor
    Jueves 21 abril 2011 a las 4:15

    He vuelto a mirar esta lista. Que tiempos aquellos con el Harry Potter 1 de la PSOne, me viciaba mucho😀
    Y que curioso, para el Biolizard has puesto tambien una imagen de la serie Sonic X. Vaya tela… xD

  3. mau765
    Sábado 1 junio 2013 a las 0:03

    ares es una mrd. Me lo carge en modo dios tantas veces q me aburri de hacerlo.
    En cuanto a los clones de kratos,si son jodidos y me tarde en derrotarlos pero hay una estrategia:
    1.-activa modo furia de los dioses y usalo pa’ q no se te baje la magia(necesitas la espada nivel MAX)
    2.-cuando se acabe la furia usa toda tu magia,al hacer esto ya mataste a la mitad😄
    3.-despues que le bajen la vida a tu familia a la mitad y curala,porq al curarla se te sube el medidor de furia de los dioses bn rapido
    4.-cuando salgan los kratos finales(los de la espada de artemisa) y ya hallas curado a tu familia 3 o 4 veces, usa la misma tecnica de el paso 1

    Y listo,en menos de 5 minutos ya LOS MATASTE A TODOS.

  4. Lunes 21 diciembre 2015 a las 21:06

    Jajaja Ahora Sans de Undertale debe entrar a esta lista. Me costó una semana vencerlo!! DX

  1. Viernes 22 agosto 2014 a las 18:08
  2. Jueves 19 marzo 2015 a las 1:53
  3. Miércoles 30 septiembre 2015 a las 7:46
  4. Sábado 17 octubre 2015 a las 8:17
  5. Lunes 22 febrero 2016 a las 16:14
  6. Lunes 13 junio 2016 a las 18:29
  7. Miércoles 19 octubre 2016 a las 2:56

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: