Inicio > Guía, PC > Team Fortress 2: Guía del Medic

Team Fortress 2: Guía del Medic

Bienvenidos a la tercera de mis nueve guías del videojuego Team Fortress 2. En ésta entrega os voy a enseñar, nuevamente basado en mis experiencias, cómo controlar a un Medic como un experto. Como siempre, puedes usar ésta guía para jugar en las versiones de PS3 y Xbox 360, ignorando las novedades que el juego no dispone en esas versiones.

Como Medic


El Medic es una clase de soporte que no se centra en matar a los enemigos, sino curar a sus aliados. Como armas dispones de una pistola de jeringas (ideal para combates a distancia), la pistola médica (muy importante para curar a tus compañeros) y una sierra (para combates cuerpo a cuerpo). Tu objetivo principal es curar a tus aliados que estén heridos o te llamen. Apuntando a un aliado, se ve su nombre y su vida. Aconsejo empezar a curar al principio de cada ronda para ir acumulando la supercarga. Cuando esté al 100%, pulsa disparo secundario para activarla, y, aunque tu paciente esté con la vida al máximo, cúrale para acumular supercarga. Si un paciente tiene la vida llena, la supercarga cargará más lento que si curas a un herido, por lo que dale prioridad a los que tengan menos vida. Cuanta menos vida tenga un compañero, más prioridad debes darle para evitar su muerte. No debes encargarte de ir tras las lineas enemigas en solitario, así que quédate en tu zona o métete en el campo de batalla detrás de tus aliados para ir curándoles. Evita el fuego enemigo para no morir y seguir acumulando supercarga, ya que si mueres la perderás. Si recibes impactos, regresa a una zona segura y espera a que se te llene la vida, ya que el Medic se cura tres puntos de vida por segundo. Cuando tengas lista tu supercarga, busca una clase poderosa para atacar (Heavy, Soldier, Demoman o Pyro). Con la supercarga, tú y tu paciente sois invencibles durante un tiempo limitado, así que tu paciente debe aprovechar la supercarga para matar a los enemigos y destruir los centinelas. Por supuesto, debes seguirle de cerca curándole constantemente para que funcione. Puedes darle prioridad de curación a un aliado en concreto, pero tenéis que estar comunicados con micrófono para planear mejor tus estrategias, ya que via texto es algo engorroso. Si le das prioridad, cúrale en todo momento, pero nunca te olvides de los demás. Si te pilla de camino, cura a los heridos. Tu preocupación no son los puntos de control y los maletines, por tanto no te preocupes ya que tus amigos se encargarán de protegerlos o conquistarlos. Sin embargo, es preferible que, al empujar la carga explosiva en Payload, ayudes a empujar mientras curas a los que se acerquen. Aunque ten en cuenta que la carga cura tanto como un dispensador del Engineer. No debes desperdiciar tu supercarga para cualquier enemigo, ya que ellos pueden retirarse y atacar cuando se te acabe la supercarga, por lo que el plan fallará. También puedes curar a otros Medics o sus pacientes para soltar supercargas simultaneas y sorprender a los enemigos, pero, como ya dije, para eso hace falta estar comunicado con tus aliados si quieres la máxima eficacia. No hagas supercargas a otras clases, pero puedes hacerlas en momentos muy críticos. Por ejemplo, si solo hay un Engineer teniendo cerca el maletín enemigo en tu base y se acercan enemigos, hazle la supercarga. Así podréis llevar el maletín hasta tu base mientras que el Engineer mata a los enemigos que puede.

Contra un Medic


Un Medic no suele ser un problema en combate, pero si ves un Medic enemigo, mátalo a toda costa. Quién sabe si tiene una supercarga lista y la usa contra tu equipo. Podría destruir centinelas aliados y conseguir sus objetivos rápidamente. Con cualquier clase deberías ser capaz de derrotar a un Medic si no tiene activada una supercarga. Un Scout, como de costumbre, basta con ir saltando alrededor suya y dándole con el bate o su escopeta. Con el Soldier, como no, a cohetazos. Como Pyro, pues quémale y con click derecho échale a una zona peligrosa. Siendo Demoman, acorrálale y usa tus granadas, o bien la Intuertal o variantes. Como Heavy, hazle un colador. Como Engineer, intenta que se acerque a tu centinela y ve dándole con la escopeta. Como Sniper, pégale un tiro certero, aunque esté rodeado de otros enemigos. En cuanto al Spy, disfrázate de enemigo y llámale si tu traje simula estar herido. Cuando intente curarte, mátale a toda costa. Si eres un Medic, no te centres en matarle. Si estáis solos tendréis que luchar, pero si hay aliados cerca, céntrate en curarles y que ellos se encarguen de él. Recuerda que un Medic puede ser tan peligroso como cualquier otra clase, así que intenta matarle si tienes la ocasión, porque sabes que él no te atacará, pero sí buscará otra clase para matarte.

Consejos varios

  • Por mucho que lo intentes, no puedes curar a un Soldier que tiene desenfundado un Ecualizador.
  • Si tienes la supercarga lista, te han rodeado los enemigos y estás completamente solo, no te cortes y usa tu supercarga para tí solo y escapar.
  • La Kritzkrieg es como la pistola médica pero, en vez de haceros invencibles, os da disparos 100% críticos durante tiempo limitado. Úsalo cuando hay muchos enemigos y, preferiblemente, con un Heavy.
  • Si tienes éstas dos armas, usa la Ballesta y el Amputador a la vez. El conjunto hará que subas cuatro puntos de vida por segundo además de las propiedades de cada arma individualmente.
  • No te metas en los teleportadores aliados si la flecha apunta al campo enemigo. Puede ponerte detrás de la linea enemiga, pero no te conviene si vas solo. Si vas con un aliado, dile que entre él primero y que espere a que vuelva a cargar para usarlo. Preferiblemente, el teleportador debería ser nivel 3 para ésto, pero en general no vayas solo para evitar desgracias. De hecho, podrías destapar la localización del teleportador y que los enemigos lo destruyan.
  • Haciendo una burla con el Amputador curarás a tus aliados en un radio pequeño. No dudes en usarlo cuando haya mucha gente alrededor.
  • Antes podía hacerse, pero ya no. No acumulas supercarga rápidamente si tus aliados se hieren en el tiempo de configuración.
  • Aunque parezca tentador, no te quedes en el punto de reaparición curando a los que se presenten hasta llegar al 100%. Las defensas de tu equipo bajarán y no podrán ser curados en mitad de la batalla.
  • Atento a quién curas, ya que puede ser un Spy. Lee la guía del Spy para más información.
  • Cuando creéis cadenas de supercargas, organizaros para hacerlo en órden. Dos supercargas a la vez no serán muy útiles.
  • Hasta aquí la guía del Medic. Espero, como siempre, que os haya sido útil. La semana que viene tendréis una nueva guía de otra de las clases de Team Fortress 2.

    Saludos

    LeviathanDominator

Categorías:Guía, PC
  1. SoulKaiser
    Lunes 18 abril 2011 a las 14:31

    Masmola la guía. Al medic lo controlo más o menos bien, me gusta eso de ir curando a la gente de vez en cuando. Tendré en cuenta los consejos.

    Saludos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: