Inicio > Opinión, Videojuegos > La batalla contra la… ¿segunda mano?

La batalla contra la… ¿segunda mano?


Decepción, asco, desagrado, odio, chasco, desprecio… no hay palabras suficientes para expresar lo que detesto nuestra generación actual de videojuegos. ¿Cuántos de nosotros, a vísperas de la nueva generación, esperaba que todo esto acabase tal y como está ahora? DLC, pases online, pases de temporada, juegos incompletos, con bugs, actualizaciones que nos quitan contenido (Linux en PS3) y un largo etcétera de sablazos al usuario legal.

Todos veíamos con buenos ojos las posibilidades del uso de Internet en una consola, con la posibilidad de comprar expansiones para nuestros juegos favoritos, descargar demostraciones jugables para cuando quisiéramos probar una pequeña parte de un juego que nos interesa, actualizar nuestros juegos cuando haya fallos y, por supuesto, jugar online. De todo ésto, a lo que hemos llegado y lo que nos queda por llegar, ha habido un gran y horrible cambio. Empezaron a abusar con las expansiones, poniendo de pago pequeñas e insignificantes cosas (como un traje) que podrían estar dentro del juego tranquilamente. Luego, comenzaron a sacar contenido descargable antes de la salida de un videojuego, se liaron a sacar servicios con cuotas mensuales como Call of Duty Elite y demás servicios sacacuartos que, en otros tiempos, te habrían ofrecido lo mismo y gratis. Un servidor, con más de 20 juegos (algunos de salida, otros Platinum y otros de segunda mano) y que va por su tercera PS3 y PSP, con varios contenidos descargables, la mayoría de calidad (expansiones de Grand Theft Auto IV, de Fallout 3…), se siente bastante decepcionado porque le están dando demasiado valor a los videojuegos. Yo, con toda mi alma, los valoro como buen gamer que soy, pero me parece excesivo 70€ por un juego mas expansiones y cuotas mensuales. Encima veo quejas, muchas quejas de que las compañías exigen más dinero porque dicen que no ganan suficientes aun recibiendo ventas millonarias con sus productos. ¿Qué me están contando?

Desde siempre, la piratería ha estado en el punto de mira de las compañías e, incluso, del gobierno, tal se demuestra con sus acciones como el intento de implementar leyes como SOPA, PIPA o ACTA, pero dejemos este polémico tema por el momento. De toda la vida es bien sabido que la piratería evita que las compañías obtengan beneficios, sí, y desde luego no me importa que intenten evitar que la gente piratee. El problema es, que siempre que lo intentan, no sale perjudicado el que piratea, sino el usuario legal. ¿70€ un juego? El usuario legal paga, el pirata se lo descarga. ¿Expansiones? El usuario legal los compra, el pirata se los baja. ¿Online? El usuario legal paga (si es de pago), mientras que el pirata, en muchos casos, consigue jugar en línea, incluso a veces en servidores oficiales. Sea lo que sea, si intentan eliminar la piratería como siempre hacen, da igual lo que hagan porque siempre habrá una manera para jugar gratis, mientras que los usuarios legales, como no, nos comemos con patatas las restricciones que nos dejan. Avanzando en la generación, poco a poco han ido dejando atrás el tema de la piratería y directamente admiten que para seguir disfrutando del juego tienes que pagar. ¿O no recuerdan el caso de un hombre (no recuerdo quién) dijo que su juego era tan bueno que quiso cortar un par de capítulos porque sería más justo de esta forma? Ni disimulan ni nada y, sin embargo y desgraciadamente, hay un público bastante grande que sigue comprando y comprando, haciendo que las compañías, como es lógico, vean que el sistema funciona e intentan sacar tajada del asunto mientras que la clientela general siga interesada en pagar en los productos nuevos, recién salidos, con ediciones más caras y sus respectivas expansiones en un determinado servicio online, dependiendo de la plataforma donde el cliente haya comprado su juego. Sí, por ahí van los tiros, porque me parece no solo lamentable que las compañías se dediquen a aferrarse a este tipo de estrategias comerciales, sino que, encima, tendrá éxito. Miren por ejemplo el caso de las expansiones (si es que se le pueden llamar así después de todo) de los nuevos Call of Duty; cinco mapas, dos de ellos de juegos anteriores adaptados al actual, todo al excesivo precio de 15€ (si lo quieres más barato, paga por el ya mencionado Call of Duty Elite, que dudo eso de barato porque pagas mensualmente por el servicio) y ahí van millones de copias vendidas en los primeros días.

Pero obviamente no nos vamos a centrar en esta entrada a todas estas mamarrachadas porque ya hice, no una, sino varias entradas quejándome del tema. Como dice el título, os quiero hablar del motivo por el que me ha motivado a hacer esta entrada. Han habido rumores (y por su bien, que se quede en rumor) de que la nueva Xbox tendrá un sistema que imposibilitará el uso de videojuegos de segunda mano. Es decir, que no necesariamente sea de un juego que compres de segunda mano, sino que una cosa tan sencilla como prestarle el juego a un amigo sería imposible en el futuro. ¿Estamos locos?

El sistema probablemente funcione de la misma manera que un pase online; el juego te vendrá con un código para utilizarlo en tu cuenta y solo cuando estés usándola. De otra forma, el juego no iniciaría. Ni podrás vender un juego si no vas a utilizarlo más (porque no te gusta, porque ya no tienes dicha consola…), ni podrás prestarlos, ni podrás jugarlo si no tienes Internet… Sí, antes de que lo digáis, sí, Steam hace lo mismo. La gran diferencia es que Steam lo hace en juegos descargables, mientras que este sistema se aplica a los juegos físicos, y eso es una gran diferencia en mi opinión. Vosotros podéis pensar lo que queráis, pero yo veo perfectamente normal que un juego descargable esté asociado a tu cuenta, pero uno físico no tendría que estar ligado a estas cosas.

Se supone que, cuando compro un producto, sea lo que sea, tengo todo el derecho de hacer con él lo que me plazca. Si quiero abrirlo, lo abro; si quiero modificarlo, lo modifico; si quiero venderlo, lo vendo; si quiero tirarlo por la ventana, lo tiro por la ventana, y si quiero follármelo, me lo follo aunque sea una puta batidora. Si no quieren que tengamos este derecho, pues que se limiten a alquilarlos porque ese es el objetivo de muchas compañías, para que así reciban, como no, más dinerito. Vale, no siempre tendrás toda la libertad de hacer lo que te venga en gana con ciertos productos (por ejemplo, un coche), pero… ¿un videojuego? ¿Una consola? ¿De verdad una vez que lo compremos tenemos que seguir considerando que es vuestro? Pues lo siento por vosotros, pero si yo me compro un juego (especialmente físico) quiero que la propiedad me pertenezca completamente. Como veo que no quieren que sea nuestro, pues me parece bien que lo hagan porque son sus productos los que quieren vendernos. Pero claro, por supuesto que no lo compraré. Muchos de vosotros me diréis que me compro juegos con pases como Uncharted 3 y es cierto, porque, ya que tengo una PlayStation 3 no es plan de desaprovecharla. En la próxima generación no esperéis que muerda el anzuelo y comprar un producto para que no sea completamente mío. Por ahí no paso.

Pero en serio, ¿qué demonios se creen que hacen? ¿No se conforman con sacarnos hasta el último céntimo posible jugando con nuestro corazón videojueguil, sino que encima siguen, SIGUEN buscando más sistemas para sacarnos lo máximo posible? Por mí, las quejas y palabrerías de las compañías (especialmente las grandes) se las pueden meter donde quepan. Sus juegos obtienen ventas millonarias, tienen miles de fans hablando de sus franquicias y hasta tenemos el privilegio de que en estos días consideran los videojuegos como arte, ¿todo para que se sigan cebando a nuestra costa? Porque ya me diréis si es difícil o no resistirse a la tentación de comprar un juego que te guste, por mucho que se lo hayan cargado a base de DLC y sistemas “pague-si-quieres-más” (ni antipiratería ni leches, así se llaman en mi diccionario). Lo comprendo, es muy difícil resistirse y acabamos cayendo. Es bastante normal ver un fan de cierta franquicia que quiere tener la experiencia completa, una decisión muy arriesgada y carera en estos días.

Pero no más. Por mi parte, evitaré las generaciones venideras mientras que continúen con esta filosofía. Pensaba darle una oportunidad a PlayStation Vita, pero ha salido como temía que saliera y peor y, como no veo que mejore la cosa, que se la queden ellos. Si el futuro son los juegos por descarga, la imposibilidad de compartir, juegos a trozos y carteras vacías, yo me bajo aquí. Me parece increíble el cambio de tuerca que ha sufrido el mundo de los videojuegos en tan poco tiempo. Me entristece pensar que, si hubieran sabido como tratar al usuario, estaríamos con grandes juegos, completos y baratos. Bueno, sí, por supuesto que de eso hay mucho en esta generación, siempre hay excepciones.

Todavía queda esperanza, por supuesto: la moda de los juegos Free to Play (juegos completos y gratis), los juegos independientes (que porque no sean desarrollados por grandes compañías no significa que sean malos) y compañías que todavía saben tratar bien al usuario como Nintendo y Valve. Pero desgraciadamente y, en general, se están cargando este negocio y la forma de disfrutar de nuestro ocio. La simpleza de comprar una consola y el juego está desapareciendo poco a poco, y si no se hace nada para evitarlo, la cosa irá a peor. Créanme, irá a peor. Ni siquiera yo esperaba que fuese tan mal como para atacar al negocio de la segunda mano. De nada servirá que la avaricia rompa el saco si las compañías siguen cogiendo sacos.

Fuente: MeriStation

Saludos

LeviathanDominator

Categorías:Opinión, Videojuegos
  1. SoulKaiser
    Lunes 6 febrero 2012 a las 22:58

    Pues que quieres que te diga, tienes toda la razón D: Se están pasando demasiado con esto (aun recuerdo cuando lo flipabas con la PS3 y demás cosas)

    Solo toca esperar a la siguiente generación. Esperemos que algo mejore D:

    Saludos

  2. Lunes 6 febrero 2012 a las 23:01

    Definitivamente se han pasado de la raya y mucho, sinceramente viendo las cosas tal y como están, pasaré de la siguiente generación y desde muy lejos, solo hay una compañía que vigilaré en la siguiente generación y será nintendo, depende de lo que hagan, compraré o no su consola, porque de sony y de microsoft, no quiero volver a ver en ninguna generación mas.

    Saludos y gran entrada😀

  3. Nesster
    Martes 7 febrero 2012 a las 10:15

    Yo, la verdad, la PS3 sólo me la compré porque tenía juegos como Assassin’s Creed (Que llevaba meses con el ojo echado a ese) o Little Big Planet, pero lo cierto es que comencé con Nintendo.
    No sé si lo hacen bien o mal, si nos tratan mejor o peor que Sony o Micros-… bueno, no sé si nos tratan mejor que Sony (Porque mejor que Microsoft fijo), pero desde luego no es una compañía que siga los caminos que otros establezcan.

    Tengo el ojo echado a Wii U. A ver si de verdad es tan interesante como dicen que va a ser (y no la joden, porque tengo muchas expectativas puestas en esa consola).

    De momento me han asegurado un Assassin’s Creed en Wii U, así que yo soy feliz😀

  4. EricVader
    Martes 7 febrero 2012 a las 22:12

    Grandes compañías como EA, Activision, Konami, Capcom… deberían de aprender de Steam.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: