Inicio > Opinión, Videojuegos > El gnomo Chompski, o como Valve nos desafía a completar logros ridículos

El gnomo Chompski, o como Valve nos desafía a completar logros ridículos

¿Pero qué le pasa a Gabe Newell y su equipo? ¿No es suficiente con desarrollar una saga complicada, sino que encima nos pone logros más complicados que el propio juego? No es nada fácil acabar con una invasión alienígena como para ponernos desafíos tan chungos y encima tan ridículos. El caso de ésta figura de gnomo se lleva la palma.

Después de un accidente de tren al tratar de salir de Ciudad 17, Gordon y Alyx deciden ir a la base de White Forest y entregar cierta información encriptada de los Combine. Entran en una especie de almacén y desde una gran pantalla se comunican con la base. Mientras van explicándoles qué deben hacer y por dónde ir, el gracioso de Gordon encuentra una figura de gnomo y decide llevarla al cohete que tratará de cerrar el superportal provocado por la explosión de la ciudadela. Sería un logro normalito de no ser por el pequeño factor de que el gnomo te lo encuentras al principio del juego y el cohete al final. En otras palabras, tienes que pasarte Half-Life 2: Episode Two llevando al gnomo a todas partes, inclusive zonas como la cueva de los Antlions y la persecución contra el helicóptero. ¿Qué clase de logro es éste?

Pero por supuesto, como soy un jugador “jascor”, acepté el desafío. Los primeros pasos con el gnomo no eran tan difíciles porque no había tantos enemigos y había secuencias donde te hablan varios NPC’s. Pero la cosa empezó a complicarse cuando entré en la cueva de los Antlion, que está repleto de alienígenas enemigos. Por lo menos, no había ni rastro de los Combine y el reto era cargarme a éstos seres. Aunque los que más problemas me daban eran los Antlion que escupían ácido y te quitaban un montón de vida, pero afortunadamente me los podía cargar lanzando el gnomo (y a tiros). Después de tanto túnel, llegas a una parte donde conoces a unos tipos y debes intentar detener la emboscada de Antlions que has provocado al matar a sus crías. Dejé el gnomo en alguna parte del escenario y me centré en acabar con los enemigos. Me costaron varios intentos porque la dificultad estaba en difícil. Una vez superada esa parte, dejé el gnomo cerca de los Vortigaunt porque sabía que iba a volver a ésta parte. Hice bien, ya que más adelante me enfrentaba al Antlion Guardian, una variante mucho más poderosa del Antlion Guard. Si esa parte me costó horrores, no me la imagino llevando al gnomo.

Afortunadamente acabé volviendo a la sala de los Vortigaunt (no revelaré con qué motivo para evitar spoilers innecesarios), y sí, ahí estaba mi gnomo. Lo recogí y seguí mi camino hasta la superficie. Arriba me esperaba la segunda parte del enfrentamiento con el Antlion Guardian, otro Antlion Guard y varios Antlion normales, y con el gnomo. Su puta madre.

Después de un caótico enfrentamiento, por fin pude seguir mi camino. La sorpresa es que me esperaba una zona jodida, pero afortunadamente podía dejar al gnomo para volver a recogerlo cuando abriese la puerta y cogiera el coche, por lo que no tuve problemas en ésta parte. El problema venía ahora.

Se supone que durante el resto del episodio (menos algunos momentos obviamente) tienes que ir en coche. Bien, pues probaré a meter el gnomo dentro del coche. Se resbala, se caía y tenía que recogerlo constantemente, por lo que por una parte tenía que avanzar con el coche y por otra volver atrás a por el gnomo. Solo cuando iba recto no se caía, pero en éste juego nunca te ponen un camino recto. La parte que más me hizo sudar fue la persecución contra el helicóptero Combine, una puta odisea, porque si iba rápido, el gnomo se caía del coche, y si iba lento, el helicóptero me disparaba y/o me lanzaba bombas. Tenía que ir avanzando entre ráfagas de disparo, acelerar con el coche, ocultarme, volver a por el gnomo, lanzarlo bien lejos y seguir, poco a poco hasta el túnel. Y teniendo en cuenta que ésto no es un Call of Duty y no se te regenera ni la vida ni la armadura, tenía que regresar y buscar vida desesperadamente por el escenario. En total tuve unos quince intentos más o menos. En un momento me cansé y seguí adelante para cargarme el helicóptero y volver a por el gnomo, pero el camino se cerraba y no podía volver atrás, así que volví a intentar la estrategia de avanzar poco a poco. Mi cabreo fue enorme cuando me di cuenta de que podía haberme cargado el helicóptero en la persecución, y me habría ahorrado todo ese desafío de ir pasando poco a poco detrás del coche y lanzando lejos al gnomo. Pero vamos, sea como sea, superé esa parte.

El resto fue coser y cantar. Dejé el gnomo cerca de cuando te reunes con Dog, eché la carrera, llegué a White Forest primero, volví, cogí mi gnomo, andando hasta White Forest de nuevo y, al fin, después de un poco de charla con personajes conocidos, finalmente llegué al silo 1, donde estaba la nave espacial. Mientras seguía la conversación, subí por la escalera y metí al gnomo con furia dentro del cacharro y cerré la puerta. Logro conseguido. No tuve más que recorrer una White Forest asaltada por Combines y enfrentarme a un gigantesco ejército de Striders y Hunters, pero sin el puto gnomo. Menudo alivio.

Y finalmente, el epílogo. Un poco más de charla y el momento de lanzar el cohete. Me dan los honores y pulso el botón con furia y saña. El cohete despega y se va a tomar por culo el gnomo. Lo que queda es el final del juego y el prólogo al todavía inexistente episodio tres.

Como a Valve se le ocurra la estupenda idea de volver a poner el desafío del gnomo en el Episodio Tres, me cargo a alguien, aunque sea un autor de Mansión Dominator. No, si más tarde ya decidieron poner otro desafío para el gnomo en Left 4 Dead 2, en la campaña Dark Carnival, pero ésta versión fue más fácil ya que podías usar al gnomo como arma (habéis leído bien). No entiendo la manía de Valve de poner logros ridículos como éste, pero sin duda, son un verdadero reto para los verdaderos fans de los FPS de Valve. Y si no, mirad cuanta gente ha conseguido llevar al gnomo al espacio.

Como veis, solo el 2,7% de jugadores del Episodio Dos han conseguido éste infame logro en la versión de PC. No es precisamente fácil pasarse todo el juego cuidando un muñeco. Ahora, ¿por qué? ¿Hay alguna razón de peso para que tengamos que llevar el gnomo a la nave espacial? ¡Claro que no! No es más que otro desafío absurdo cortesía de Gabe Newell. ¡Faltaría más! ¿Qué será lo siguiente? ¿Pasarse el juego disparando una sola bala? Ah, que ese logro ya existe…

Me alegro de que el logro no sea de Half-Life 2 original, porque así se lo va a pasar su padre. Aunque sí, soy de los pocos que han conseguido lanzar el gnomo al espacio exterior.

¿Y tú? ¿Lo conseguiste?

Saludos

LeviathanDominator

Categorías:Opinión, Videojuegos
  1. SoulKaiser
    Miércoles 30 marzo 2011 a las 19:18

    El gnomo tiene pinta de ser un cabrón y cute a la vez.

    A lo mejor el gnomo aparece en el Episode 3…¿Qué harías si lo vieses? xD

    Saludos.

  2. Javierjurado
    Jueves 14 marzo 2013 a las 0:26

    YO tambien soy de ese 3% escaso en el mundo de haber conseguido llevar el gnomo para PC, y ahora lo estoy haciendo para xbox.

  1. Sábado 5 marzo 2016 a las 21:08

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: